Oct 27

Trujillo veneró a su Santo Médico: José Gregorio Hernández

«La fe mueve montañas» dicen los creyentes en toda latinoamerica, y en el estado Trujillo la fe sigue moviendo a los devotos, del Santo Paisano y Médico de los Pobres: José Gregorio Hernández.

Desde la plaza José Gregorio Hernández de La Floresta hasta el Santuario de Isnotú, los devotos de Mano Goyo se unieron en oración, bendición y petición por intenciones personales, colectivas y la más importante: la beatificación del Santo Médico de los Pobres.
El milagroso hombre de fe, ciencia y benevolencia José Gregorio Hernández hizo que una multitud de familias, continuaran la tradicional caminata desde el municipio Valera, así como desde la entrada de Sabana Libre y Betijoque, todos hacia Isnotú, con motivo de los 154 años de su nacimiento.
A los pies del santo trujillano llegaron los fieles, a ofrecer el sacrificio de la caminata en petición o agradecimiento por gracia recibida. La mayoría tiene que ver con la salud, puesto que el don reconocido es la sanación o curación de alguna enfermedad o dolencia grave.
No ha sido necesario que los enfermos hayan sido asiduos de la iglesia, ni hayan realizado la petición de manera personal; por ruego de terceros, de los padres en caso de infantes y otros grupos de fe el milagro se ha ejecutado.
Operaciones, señales milagrosas, en sueños, visiones y apariciones el Doctor José Gregorio Hernández ha manifestado su don: la curación y sanación.
Mano Goyo es el único venezolano que ha sido santificado no por El Vaticano, sino por el pueblo, honrando su vida y obra entregada a Dios y al servicio de los enfermos y pobres, sin que haya duda de ello.
Desde tempranas horas los trujillanos en familia emprendieron el rumbo hacia Isnotú. En solitario también lo hicieron, con niños en brazos y otros descalzos siguieron la ruta de la fe, por más de 7 kilómetros.

La fe del trujillano por Mano Goyo es inquebrantable. Fotos: Marcos Villegas y Jorge Paredes


En la plazoleta del Santuario de Isnotú se ofreció la misa central en honor al natalicio de Mano Goyo, entre el clero y la feligresía trujillana y de todo el país que acudió a la cita.
Monseñor Cástor Oswaldo Azuaje estuvo a cargo de la homilía acompañado de más de 10 sacerdotes de la Diócesis del estado Trujillo.
Entre cantos, alabanzas, agradecimiento y alegría bajo el sol y una suave llovizna permitieron que se elevara al cielo la petición por la beatificación de Mano Goyo.
Este año no hubo autoridades de gobierno presentes en la movilización de fe, por lo cual no hubo un despliegue de seguridad y apoyo logístico como se ha visto en años anteriores, pero de ninguna manera esto opacó la demostración fervorosa del pueblo por José Gregorio Hernández.
Con el canto del cumpleaños y actividades recreativas y culturales finalizó la celebración por el cumpleaños 154 de Mano Goyo, pero se sabe que el pueblo de Isnotú seguirá recibiendo fieles en gran medida, por quince días más quiénes no pudieron cumplir la fecha exacta de su nacimiento debido a los problemas por lluvia, transporte o huelgas.

Valera Noticias

Enlace permanente a este artículo: http://valeranoticias.com.ve/trujillo-venero-a-su-santo-medico-jose-gregorio-hernandez/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: