May 08

La vida en cuarentena… Mérida y la pandemia

Desde el pasado 17 de marzo el Presidente de Venezuela Nicolás Maduro, reconocido por unos e ilegítimo para otros decretó Cuarentena Nacional obligatoria en todo el territorio nacional debido a la pandemia mundial del Covid-19.

En el estado Mérida no fue la excepción, la entidad ubicada en el occidente del país desde que se registró el primer caso positivo de Covid-19 en Venezuela y hasta la fecha 8 de mayo se ha reportado un solo caso positivo de Coronavirus, por cierto, ya recuperado.

Muchas hábitos y rutinas cambiaron desde entonces para aquellos ciudadanos acostumbrados a salir temprano por la mañana de sus hogares en transporte público o vehículos particulares hacia sus lugares de trabajo y retornar al caer la tarde.

Aquellos que trabajan en oficinas dependientes de la administración pública acatan la cuarentena y solo asisten a sus sitios de trabajo en casos extraordinarios.

Comerciantes que expenden productos de primera necesidad tienen permiso de abrir sus establecimientos en horarios restringidos, que va desde las 7am hasta las 2pm.

La circulación vehicular también tiene horario restringido, salvo casos especiales como organismos de seguridad, prevención, salud; o aquellos que cuenten con salvoconducto; haciendo la salvedad además de la grave crisis para obtener combustible.

El uso del tapabocas se volvió uno accesorio indispensable que todos deben llevar si salen de sus casas, esto por medidas de seguridad para prevenir el covid-19.

Los precios de los productos de primera necesidad como alimentos, artículos de aseo personal, entre otros han incrementado de manera exorbitante sus costos; situación similar pasa con los servicios públicos.

Los merideños pasan entre 6 y 12 horas al día en bloques divididos sin servicio eléctrico; y en otras zonas se le suma la inestabilidad del voltaje.

Estos últimos fallan todos los días, si del servicio eléctrico hacemos mención, los ciudadanos solo cuentan con aproximadamente 4 horas de energía eléctrica por 12 horas de racionamiento en bloques de 6 horas diarias.

También falla el suministro del servicio de agua potable, y el gas doméstico llega a destiempo.

Situación que altera a cualquiera; que por razones de preservar la salud y la de su núcleo familiar debe permanecer en su casa 24 horas, durante los 7 días a la semana; y solo sale a comprar los elementos estrictamente necesarios.

En la ciudad funcionarios de seguridad del Estado, reguardan calles y avenidas, por doquier fueron instalados túneles de desinfección para prevenir el coronavirus.

La banca pública y privada continúa cerrada, los ciudadanos hacen marabares para buscar el dinero el efectivo; el transporte público funciona a media máquina, y la ciudad se mantiene en cuarentena.

Los centros de salud, tanto centinela como de apoyo de la red de salud en el estado se mantienen alertas, su personal se mantienen en guardias preventivas, desplegados para garantizar el cumplimiento de los protocolos sanitarios.

Jesús Quintero, CNP 23.851, SNTP 7.857.- Corresponsalía Mérida

Enlace permanente a este artículo: http://valeranoticias.com.ve/la-vida-en-cuarentena-merida-y-la-pandemia/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: