Nov 04

Boletín Andino Nº 18 del Observatorio de Derechos Humanos de la ULA

Atención médica no prioritaria fue suspendida por 24 horas en el estado Mérida 

El 28 de octubre de 2019 se realizó una asamblea con representantes de los distintos gremios y sindicatos del sector salud en la sede del Colegio de Médicos del estado Mérida, para analizar la situación que atraviesa el gremio debido a la crisis que existe en el estado por la escasez de gasolina[1].

El 29 de octubre de 2019, en rueda de prensa, representantes del sector salud anunciaron la suspensión, por 24 horas, de la atención médica no prioritaria (consultas y cirugías electivas) en centros de salud públicos y privados, debido a la imposibilidad del personal médico de surtir gasolina.

Debido al incremento de la escasez de gasolina en el estado desde el mes de septiembre de 2019, el personal médico y de enfermería denuncian que pasan hasta 3 días en colas para poder surtir gasolina. Además señalan que los funcionarios de seguridad que resguardan las colas los tratan mal[2].  

Protestas del sector salud en los estados Táchira y Trujillo
El 30 de octubre el personal médico, de enfermería y pacientes del Hospital Central de San Cristóbal, estado Táchira, protestaron exigiendo mejoras salariales. El hospital solo cuenta con 12 profesionales de la enfermaría para atender 560 camas. El déficit del personal se ha incrementado debido a los bajos salarios que perciben y las deficiencias en el servicio hospitalario[3].
También en el estado Trujillo, el día 30 de octubre enfermeras del Colegio de Enfermeras realizaron un paro para exigir mejoras salariales y denunciar  la falta de personal en los distintos centros de salud del estado. Por lo menos 288 enfermeras han renunciado o han abandonado sus cargos  en el Hospital Universitario Dr. Pedro Emilio Carrero, en el municipio Valera, del estado Trujillo[4].   “Hoy hay un paro asistencial: pediatría solamente cuenta con tres enfermeras para atender a 31 pacientes hospitalizados, y el servicio de medicina tiene 75 pacientes hospitalizados y solamente hay dos enfermeras”[5]
Sulbia Torrealba, presidenta del Colegio de Enfermeras del estado Trujillo
Desde el año 2017 el ODH-ULA ha venido denunciado  la grave crisis existente en los diferentes centros médicos de atención en  la región andina. Los servicios de salud  han ido en decaimiento no solo por la falta de políticas públicas efectivas sino también por la falta de inversión en los principales centros de salud del país, los bajos salarios que percibe el personal médico, enfermero y técnico viéndose forzados a emigrar. A esto se suma la grave carencia de medicamentos e insumos médicos, a lo que hay que añadir, en las regiones del interior del país,   el colapso de  los servicios básicos y la escasez de gasolina[6].

Taller sobre estrategias para combatir la censura en línea fue dictado en Mérida

Los días 30 y 31 de octubre de 2019, el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS Venezuela) en alianza con Redes Ayuda, El Pitazo,  el Observatorio de Derechos humanos de la Universidad de Los Andes (ODH-ULA) y el Observatorio Abierto de Interferencia en la Red, coordinaron actividades para tratar sobre la censura de medios digitales en Venezuela[7].

La primera actividad, fue el taller: “Des-bloqueo de internet. Evidencias y estrategias para sortear la censura digital” el cual estuvo dirigido a un grupo cerrado de alrededor de 25 personas, entre ellos periodistas, defensores de derechos humanos y profesores y estudiantes de la carrera de Comunicación Social de la ULA. En este taller se abordaron los conceptos básicos sobre Internet, derechos digitales, censura digital, las distintas herramientas y estrategias on line y off line que existen para medir la censura digital a través de la identificación de bloqueos contra portales web en Venezuela.

La segunda actividad fue el conversatorio abierto al público titulado  “Situación del Internet en Venezuela”. El conversatorio estuvo dirigido por Alejandra Stolk, coordinadora de redes de la ULA, Mariaengracia Chirinos de IPYS Venezuela y Luis Serrano de Redes Ayuda. En el conversatorio se habló sobre el origen de las comunicaciones en Venezuela y su situación actual.

En este contexto cabe señalar que el 30 de octubre la página web del  ODH-ULA fue atacada. Se trata del cuarto ataque recibido durante el 2019, que ha dejado sin funcionamiento la página de acceso a la información. Diariamente la página recibe alrededor de 2.000 intentos de penetración desde diferentes sitios[8].

El derecho a la libertad de expresión y libre prensa son indicadores de la democracia de un país. En Venezuela son severamente afectados y por ello aplaudimos las iniciativas para conocer y  combatir la grave censura existente en el país.

Nuevamente ocurre un apagón en la región andina
En los estados Mérida, Táchira y Trujillo, se registró un apagón total que duro alrededor tres horas. La causa del apagón fue debido al incendio de un transformador en la subestación Las Morochas, ubicada en Ciudad Ojeda, estado Zulia[9].

En el estado Mérida además del mencionado apagón, son continuos y diarios los cortes de electricidad diarios en sectores de los municipios Libertador y Campo Elías, especialmente en horas de las mañana y de la noche de manera que las personas pasan hasta seis horas diarias sin servicio eléctrico.

El acceso a los servicios básicos de calidad debe ser prioridad para el Estado, debido a que afectan notablemente la calidad de vida y el disfrute de los derechos humanos. El Estado es responsable de esta situación al no invertir en infraestructuras y tecnologías que permitan garantizar el acceso a servicios públicos de calidad. 

Enlace permanente a este artículo: http://valeranoticias.com.ve/boletin-andino-no-18-del-observatorio-de-derechos-humanos-de-la-ula/

Deja un comentario